LA NAVIDAD SE INSTALA EN TU NEVERA

Procedimiento

blog_titanarts-1

Si las luces de navidad ya han llegado a las calles de tu ciudad, sabrás que es momento de empezar a decorar tu casa con motivos navideños. El árbol de Navidad presidirá o bien el comedor, o bien el vestíbulo de tu hogar, de la misma forma que el Belén. Pero… ¿qué pasa con la cocina? Es el centro neurálgico de las festividades más importantes (cenas y comidas se diseñan en este lugar) ¡y se merece su propio espíritu navideño! ¿Nuestra propuesta? ¡Imanes para tu nevera!

Para realizar estos imanes tan monos solo necesitas tres materiales: chapas, corcho y los propios imanes. Para las chapas, puedes utilizar las clásicas de los botellines de vidrio; para el corcho, el de las botellas de vino y los imanes puedes reutilizarlos de otros que tengas por casa o comprarlos en el bazar más cercano. ¿Lo tienes ya todo reunido? ¡Pues empezamos!

Lo primero que tienes que hacer es coger el tapón de corcho y cortarlo con un cúter en rodajas, como si de una zanahoria se tratara. Ten en cuenta que las “rodajas” tienen que ir dentro de las chapas así que no las hagas muy gruesas. Una vez tengas el tapón cortado pasaremos a pintar las chapas.

Define tu zona de pintado y cúbrela con papel de periódico o plásticos para que no se manche. El primer paso es pintar el fondo del motivo navideño, puedes escoger un color común para todas las chapas u optar uno diferente para cada una. Te recomendamos la carta de colores de Acualux para que te hagas una idea de las opciones y combinaciones posibles que tienes a tu disposición. Una vez resuelta la cuestión del color pinta con un pincel gordo el fondo para que te sea más fácil y, una vez se seque, pinta con un pincel fino y preciso un motivo navideño en cada chapa: un árbol, un copo de nieve, el gorro de Papa Noel… ¡todo lo que se te ocurra!

Para acabar solo te quedaría encolar las tres partes una vez se seque la pintura. Utiliza la cola blanca universal de Titanlux para unir el corcho con la parte interior de las chapas y también para pegar el imán al corcho. Une las partes, deja que la cola se seque bien y ¡ya lo tienes!

¿Ves que fácil? Ahora puedes colgarlos en la nevera, en una pizarra magnética, en una lámpara de metal… ¡ya puedes llevar la navidad a cualquier rincón de tu casa!

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*